Presentación

El Raval se ha caracterizado históricamente por su dinamismo y capacidad asociativa y actualmente vuelve a responder mediante grupos y colectivos a los muchos problemas existentes en el barrio.

Los colectivos que funcionan hoy en día en el Raval se han organizado de manera autónoma y aportan soluciones reales a problemas reales. Entendemos que estas nuevas formas asociativas son un valor en sí mismas que debemos preservar.

Queremos ser útiles a estas luchas respetando las iniciativas de cada escala o calle. Tenemos la aspiración de ser un apoyo legal, articulador de otras entidades, grupos y colectivos que ya están desarrollando iniciativas favorables para el barrio, así como otros que puedan aparecer.

Las voces en el Raval deben seguir siendo diversas, como lo es el barrio, y somos los vecinos y vecinas, comerciantes, trabajadores y trabajadoras los que tenemos que decidir qué tipo de barrio queremos.

Hemos creado una asociación en la que quisiéramos que estuvieran representadas el máximo de personas, donde vecinas y vecinos, grupos, colectivos, asociaciones y comerciantes tengan representación mediante vocalías o comisiones.

Hemos procurado que nuestros estatutos facilitaran la rotación de cargos y la participación de las personas asociadas, priorizando la capacidad de decisión por parte de la asamblea.

Queremos crear las condiciones para que los valores de la solidaridad, la educación, el respeto, la paridad, la convivencia y la inclusión social y cultural sean los predominantes en nuestro barrio y nos ayuden a defendernos ante todo lo que nos excluya o que nos expulse.